Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Tramo final. Camino hacia la estación de El Chorro

Tramo final. Camino hacia la estación de El Chorro

El último tramo del Caminito se recorre por un sendero de 2,1 km. de bajada. En esta zona nos encontramos con:

 

El fenómeno de El Chorro. Sendero de salida hasta El Chorro (2.1 km de bajada)

El Sendero de salida (2,1 km) tiene un tramo pequeño de subida con peldaños para después descender hasta un rellano o punto de encuentro donde existe un panel informativo de la "Geología" del lugar y una  tubería que cae desde el Puente acueducto hasta la Central Hidroeléctrica. A partir de aquí una bajada rodea el cerro "Majada de la Cebolleta", que posee una Cruz de hierro donde, los que suben al Mirador, suelen dejar una piedra. Sigue la senda en pendiente hasta llegar a un viejo eucalipto que recoge en su tronco un trozo de tubería de la antigua Central Hidroeléctrica del Chorro, cuyo depósito puede ver a su izquierda y arriba. De aquí parte el camino a la Cruz y al Mirador, con inmejorables vistas de las paredes de entrada al Desfiladero, embalse, Mesas de Villaverde y al poblado de El Chorro. El término de "El Chorro" proviene del espectacular fenómeno que producían las fuertes lluvias del interior de la provincia y la unión de los tres ríos (la denominada "junta de ríos"). Ese único y potente cauce de agua entraba en los Cañones hasta salir a presión en un gran golpe o Chorro.

El Chorro

 

El viaducto de los Albercones

Continuando el descenso encontrará a su derecha, semi escondida por una arboleda, una peculiar edificación de tres plantas con fachada en piedra, vanos rectangulares y cubierta a dos aguas con teja vidriada verde, no faltando remates de gran sencillez y sensibilidad arquitectónica. Construida a finales de los años 20, la  Residencia o Chalet del Ingeniero jefe Rafael Benjumea era utilizada además para dirigir la obras hidroeléctricas de esta parte. Un poco más abajo, en una curva cerrada, debe levantar la vista para ver el Viaducto de los Albercones, denominado también como Puente de la Josefona o de la Fuente. Magnífica obra viaria que se realizó en 1926 en piedra y hormigón sustituyendo al original metálico de 1865 "Puente Grande de Hierro". El Viaducto salva la vaguada entre los Castillones por medio de un gran arco sobre el que se sustentan otros menores que alivian el peso de la estructura.

La Casa o "Chalet del Ingeniero" como se puede observar en fotografías antiguas, se ubicaba muy por encima de la antigua Central del Chorro, teniendo una vista privilegiada sobre todo el embalse, las tuberías que bajaban desde el Depósito o gran Arqueta y el Poblado de El Chorro. Hoy, y después de ser derruida la Central y su Puente para el Embalse de la Encantada, se sitúa a nivel del Poblado.

El ferrocarril visto desde el Caminito del Rey restaurado

 

El antiguo poblado de El Chorro

Bajando casi al nivel del embalse, llegará a un carril de servicio con árboles y acera que pasa junto a la Capilla-Escuela o "Ermita de la Medalla de la Milagrosa". Sus "escaleras de mantequilla" (por su fisonomía ondulada que recuerda a la mantequilla) permiten acceder primero a los paneles de información sobre la "Fauna y Flora" del lugar, y después a la plazoleta donde se ubican dos grandes bancadas de obra que centran la portada donde podrá descansar a la sombra leyendo la placa conmemorativa o viendo el mosaico de la Virgen. Desde los paneles, una rampa da acceso a una zona por encima de la Capilla con un palmeral habilitado como Mirador y bancos posicionados hacia el embalse Tajo de la Encantada. La Capilla-Escuela fue construida por Rafael Benjumea, junto con otros edificios al poblado anexo, para los hijos de los técnicos y obreros; y posteriormente de los operarios de la Central del Salto del Chorro cumpliendo una labor docente inestimable. En este segundo nivel se pueden ver todavía solares de antiguas edificaciones y en otro superior algunas casas-cueva.

La construcción del Salto y Central Hidroeléctrica propició una gran actividad al Poblado de El Chorro, incrementándose el número de habitantes e instalaciones. Muchos de los edificios construidos por Rafael Benjumea combinaban funcionalidad, estética y armonía con el conjunto, donde no faltaron zonas ajardinadas. Además de la Capilla, a la población se la dotó de un colegio con biblioteca ("Colegio de la Medalla Milagrosa") e incluso de pistas de tenis y baloncesto para el esparcimiento. Los empleados estaban exentos del pago de la electricidad.

 

La caseta de entrega de cascos (punto final del recorrido)

La Casa de entrega de los Cascos de seguridad es el punto final del recorrido del Caminito del Rey, y se ubica en un espacio o zona de servicios con aparcamientos y junto al Albergue-Camping. En este lugar se ha establecido también una Oficina de Turismo, dependiente del Ayuntamiento de Álora, que le podrá aportar información y documentación adicional sobre cualquier recorrido o visita del entorno (monumentos, yacimientos arqueológicos, miradores, sendas..), así como cualquier duda sobre horarios, alojamiento o restauración.

La entrega del casco da por terminada la visita al Caminito del Rey, cerrándose un círculo natural e histórico que se inició en la Presa del embalse Conde de Guadalhorce (Ardales), donde se almacena el agua de los ríos ("junta de los ríos") y culmina en la Estación de El Chorro (Álora), donde las turbinas convierten en electricidad los 8 km en pendiente descendiente.

Visitantes inauguración Caminito del Rey 28 marzo 2015

 

La estación/apeadero de ferrocarril de El Chorro y los túneles

La Estación de El Chorro, junto a la parada del bus-lanzadera, se levanta sobre un gran podio con tejado a dos aguas, el clásico reloj y barandillas para asomarse a las vías. Los antiguos bidones de agua, señales y bocas de los túneles conforman una postal anclada en el tiempo. En la construcción de la línea férrea Málaga-Córdoba, el pequeño núcleo de El Chorro se vio muy favorecido al ubicarse allí un Apeadero, pues hasta entonces estaba aislado. La unión ferroviaria entre ambas capitales (192 km) concluyó en 1865, en tan sólo 5 años y a pesar de su orografía (17 túneles, 8 viaductos y 19 puentes). El trayecto entre El Chorro y Málaga se cubría por dos viajes de ida y vuelta, uno por la mañana y otro por la tarde. De Álora a Málaga, el viaje duraba 59 minutos, no era mucho pues lo trenes por imposición legal no podían ir a más de 30 km por hora en los tramos sinuosos, ni a más de 40 en los tramos llanos.

Hoy día la infraestructura para el tren de Alta Velocidad (AVE) Córdoba-Málaga, con un recorrido de 155 km ha necesitado de 19 viaductos (con una longitud de más de 11 km) y 8 túneles (25 km), todos entre Antequera y Málaga. Los túneles de Abdalajís, los más largos de Andalucía (7.300 m), que atraviesan en paralelo la Sierra del Valle de Abdalajís y la Sierra de Huma, se terminaron en 2006 en tan sólo un mes utilizando la tuneladora "La Alcazaba" de 110 m. El viaducto del Arroyo de las Piedras es el más alto de la línea (93,4 m) y uno de los de mayor longitud (1.208 m).

A la derecha de la Estación o Apeadero de "El Chorro-Caminito del Rey"como se denomina actualmente, podrá observar que se alzan enormes paredes rocosas, muy verticales, como las de la Pedrera de los Castillones. La zona es mundialmente conocida por los escaladores por su dificultad y, desde el 2014, al menos una de las pruebas del campeonato de España de escalada se celebra aquí.

Estación de ferrocarril de El Chorro