Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

La Diputación trabaja en la apertura del Caminito del Rey el próximo 29 de mayo si se cumplen las condiciones de la fase 2 de la desescalada

Noticias

La Diputación trabaja en la apertura del Caminito del Rey el próximo 29 de mayo si se cumplen las condiciones de la fase 2 de la desescalada

Si la provincia entra en la fase 1 el próximo 11 de mayo, la venta de entradas se iniciaría a través de la web el 14 de mayo y sólo para la segunda quincena de mayo y el mes de junio

La propuesta de la institución provincial es abrir el Caminito sólo de viernes a domingo y con un cupo máximo de 550 entradas al día

El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, ha anunciado hoy que la institución trabaja ya en la reapertura del Caminito del Rey con la vista puesta en el viernes 29 de mayo si se cumplen las condiciones para que la provincia de Málaga entre en la segunda fase de la desescalada.

“Es un planteamiento de apertura progresiva, siempre sujeto a que la provincia vaya cumpliendo con las condiciones sanitarias necesarias que le permitan avanzar en la desescalada”, ha recalcado en rueda de prensa el presidente provincial.

De esta forma, si la provincia de Málaga entra en la primera fase de la desescalada el próximo 11 de mayo, se plantea iniciar la venta de entradas, vía web, el miércoles 14 de mayo y sólo para la segunda quincena de mayo y el mes de junio.

Además, la propuesta pasa por abrir esta atracción sólo de viernes a domingo y con un cupo máximo de 550 entradas al día, con la idea de que a mediados de junio “podamos evaluar la situación y entonces ampliemos el número de días que se puede visitar el Caminito”, ha precisado.

El reinicio de la actividad en el Caminito del Rey se complementaría con la apertura para su visita de Bobastro y de la Cueva de Ardales, así como el Centro Interpretación de la Prehistoria y el recinto medieval de la Peña.

Asimismo, se espera que esta decisión impulse la apertura de los establecimientos de restauración y alojamiento tanto en Ardales como en Álora, además de la reactivación de empresas turísticas de la zona.