Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Las visitas al Caminito del Rey se reanudarán a partir del próximo martes

Noticias

Las visitas al Caminito del Rey se reanudarán a partir del próximo martes

Los graves daños en la carretera que une los accesos Norte y Sur obligan a modificar y alargar el recorrido del autobús lanzadera

El arreglo de la vía, que está cortada al tráfico y que exige reponer un talud, se prolongará hasta diciembre

Las visitas al Caminito del Rey podrán reanudarse con normalidad a partir del próximo martes una vez que concluyan los trabajos de limpieza de las pasarelas, por la caída de piedras y la acumulación de barro, y las actuaciones que se están desarrollando en los caminos de entrada (el más afectado) y de salida.

Las intensas lluvias del fin de semana han provocado daños muy graves en la carretera MA-5403 (Ardales-El Chorro), vía que une los accesos Norte y Sur del Caminito y que se encuentra cortada al tráfico. Por ello, el autobús lanzadera que utilizan los visitantes tendrá que modificar y alargar considerablemente su recorrido.

Así lo han anunciado hoy la diputada de Medio Ambiente y Promoción del Territorio, Marina Bravo, y el diputado de Fomento e Infraestructuras, Francisco Oblaré, tras la reunión que han mantenido con la alcaldesa de Ardales, María del Mar González; el alcalde de Álora, José Sánchez, y los responsables de la empresa Hermanos Campano, para valorar cómo han afectado las lluvias al Caminito.

Bravo ha destacado que, tras la tromba de agua, se ha comprobado que las pasarelas del Caminito han respondido muy bien y solo requieren labores de limpieza. En cambio, se tendrá que trabajar con mayor intensidad para la vuelta a la normalidad del camino peatonal de entrada al paraje, que se encuentra afectado por importantes deslizamientos del terreno.

La diputada de Medio Ambiente y Promoción del Territorio ha asegurado que las actuaciones que se están realizando permitirán la reapertura del Caminito con normalidad y todas las garantías el martes que viene.

En cuanto al autobús lanzadera, Marina Bravo ha comentado que no tiene ninguna relación con el Caminito del Rey, ya que se trata de una línea que opera en la zona, y que no podrá usarse ya que la carretera por la que transita está cortada.

Ante esta situación, en la reunión entre todas las partes se ha acordado poner en marcha un servicio de autobús especial lanzadera que realizará el recorrido entre los accesos Norte y Sur, y tiene que modificar su itinerario considerablemente, ya que habrá que atravesar la carretera de Álora y tardará más de una hora en unir ambos puntos. Actualmente, el trayecto se realiza apenas 20 minutos. El coste de este servicio rondará los cuatro euros.

Por ello, los visitantes deberán tener en cuenta, tanto si cogen la lanzadera antes de empezar el recorrido del Caminito como si lo hacen cuando concluyen la visita al paraje, que van a tener que dedicar mucho más tiempo al desplazamiento.

Sobre esto, la diputada ha explicado que se ha decidido que cualquier persona que quiera que se le devuelva el importe de la entrada por este cambio en el recorrido del autobús lanzadera podrá solicitarlo.

Esta situación se mantendrá hasta que se vuelva a abrir al tráfico con normalidad el tramo de la carretera Ardales-El Chorro que está cortado, lo que se espera realizar en diciembre.

Inversión de cuatro millones en dos carreteras

Sobre esta carretera, Francisco Oblaré ha detallado que la crecida del arroyo del Granado ha arrasado un talud y ha hecho desaparecer 200 metros de la calzada de la vía, que comunica las entradas Norte y Sur.

Ello va a requerir el desarrollo de obras urgentes por un importe de unos 800.000 euros, de los que 600.000 euros se emplearán en la reposición del talud para recuperar y estabilizar la plataforma de la vía, y otros 200.000 euros se emplearán en otras actuaciones de la MA-5403, desde Ardales. Además, se necesitarán otros dos millones de euros para que todo el trazado de la carretera (de 12,2 kilómetros) vuelva al estado en que se encontraba.

Y en la MA-4400 (vía de acceso a Bobastro), que también se encuentra cortada al tráfico, se tendrán que invertir 400.000 euros en obras de emergencia para restituir un puente que ha destruido el agua y otros 800.000 euros para consolidar la nueva plataforma, arreglar taludes y reparar todos los daños que ha habido en sus 5,2 kilómetros de recorrido.